ENRIQUECIMIENTO AMBIENTAL

El primero en darse cuenta de los beneficios del Enriquecimiento ambiental fue Donald Hebb (1947) el cual observó que aquellas ratas que él tenía como mascota y que exploraban libremente su casa rendían mejor en pruebas de memoria en comparación a las que permanecían en el laboratorio. Posteriormente, en la década de los 60, Rosenzweig y cols. (1962) introdujeron el Enriquecimiento ambiental como un paradigma científico que mostraba efectos positivos sobre la capacidad de aprendizaje y memoria. Como puede observarse en el vídeo, los roedores son expuestos a diferentes objetos como túneles, juguetes, plataformas o cuerdas que son cambiados frecuentemente con el fin de estimular su conducta exploratoria. El Enriquecimiento ambiental ofrece la posibilidad de aumentar la interacción social, la estimulación cognitiva y sensorial, así como la capacidad de resolución de problemas. En respuesta a esta estimulación el cerebro experimenta gran cantidad de cambios, tanto en su estructura como funcionamiento, con el objetivo de enfrentarse mejor a las demandas ambientales (Leggio y cols., 2005; Mandolesi y cols., 2008; Sampedro-Piquero y cols., 2013).Hebb, D.O. (1947). The effects of early experience on problem solving at maturity. American Psychologist, 2, 306-307.Leggio, M.G., Mandolesi, L., Federico, F., Spirito, F., Ricci, B., Gelfo, F. y Petrosini, L. (2005). Environmental enrichment promotes improved spatial abilities and enhanced dendritic growth in the rat. Behavioural Brain Research, 163, 78-90.Mandolesi, L., De Bartolo, P., Foti, F., Gelfo, F., Federico, F., Leggio, M.G. y Petrosini, L. (2008). Environmental enrichment provides a cognitive reserve to be spent in the case of brain lesion.  Journal of Alzheimer´s Disease, 15, 11-28.

Rosenzweig, M.R., Krech, D., Bennett, E.L. y Zolman, J.F. (1962). Variation in environmental complexity and brain measures. Journal of Comparative & Physiological Psychology, 55, 1092-1095.

Sampedro-Piquero, P., Begega, A., Zancada-Menendez, C., Cuesta, M., Arias, J.L. (2013). Age-dependent effects of environmental enrichment on Brain networks and spatial memory in Wistar rats. Neuroscience, 12, 43-53.